RELLENOS
          

Tratamiento para pérdida de volumen facial

A partir de los 40 años se produce una disminución progresiva de la grasa debajo de la piel de la cara, esto provoca  pérdida de volumen, principalmente en pómulos, mejillas y linea de la mandíbula con descenso de la piel y el aspecto de piel sobrante, flácida y falta de tersura, estos cambios conducen a la aparición de los surcos y el aspecto demacrado de la cara.

La colocación de rellenos en los puntos perdidos restaura el volumen original compensando estos cambios producidos por la edad

Es un procedimiento que se realiza en forma ambulatoria con la inyección de sustancias reabsorbibles, principalmente acido Hialurónico con un resultado inmediato.