hilos tensores

Elevar los tejidos

 

Durante el proceso de envejecimiento se produce una disminución del colágeno en la piel, esto produce un descenso progresivo de los tejidos de la cara, apareciendo los surcos nasogenianos y los surcos de marioneta, las bolsas maxilares y se pierde el ovalo facial. 

En términos generales solo existen dos técnicas para elevar esos tejidos: La cirugía tradicional y los hilos tensores.

A diferencia de la cirugía tradicional de Lifting, la colocación de hilos tensores es una técnica nimiamente invasiva y con anestesia local, siendo muy efectivos cuando no hay un excesivo descolgamiento. 

Son suturas reabsorbibles especialmente diseñadas para ese uso, pero de materiales que se han venido usando durante muchos años en la cirugía tradicional. 

hilos tensores1.jpg
hilos tensores